domingo, octubre 24, 2021

Irregularidades en detención de Alex Saab que no pueden ser ignoradas por la comunidad internacional

Artículos de Ínteres

Todo comienza con una orden de detención inexistente y el papel de Interpol. El embajador venezolano Alex Saab lleva 447 días secuestrado en la isla caboverdiana de Sal y el asunto de su traslado a Estados Unidos ha llegado al Tribunal Constitucional de Cabo Verde.

La decisión se esperaba hace una semana, pero el Tribunal Constitucional de Cabo Verde no ha dado ninguna explicación sobre el retraso.

Los observadores locales sugieren que, dado el gran interés de la opinión pública nacional por el caso, su alto perfil internacional y su potencial impacto en la posición regional y panafricana de Cabo Verde, el tribunal está muy interesado en llegar a una decisión unánime.

El Tribunal Constitucional se enorgullece de ser el “guardián de la Constitución” y ha cultivado a lo largo de los años la imagen de ser “el Tribunal del Pueblo” y, en este contexto, es poco probable que haya pasado desapercibido el altísimo interés público que despierta el caso, unido al fuerte apoyo y simpatía que despierta el enviado especial de Venezuela Alex Saab.

Que Alex Saab sea el embajador nombrado por la República Bolivariana de Venezuela seguramente ya no es motivo de discusión.

El hecho de que el presidente Fonseca, el primer ministro Ulisses y el fiscal general Landim se nieguen a utilizar la palabra embajador al referirse a Alex Saab no cambia su estatus. Recientemente, Rusia, China e Irán han denunciado públicamente el mantenimiento de la detención de Saab y han hecho referencia a su estatus de diplomático legítimo.

El reconocimiento del estatus como embajador de Saab sería un golpe para el fiscal general Landim y también para el Departamento de Justicia, que ha invertido mucho tiempo y dinero en intentar que Saab llegue a Estados Unidos. También plantearía muchas preguntas sobre cómo se detuvo a Saab en primer lugar y el papel que desempeñó Interpol en su detención.

El fiscal general Landim ha admitido que ni Cabo Verde ni la Interpol recibieron una copia de la orden de detención en el momento de la detención de Saab. El Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) también puso de manifiesto este hecho el 15 de marzo de 2021, cuando dictaminó que la detención y el encarcelamiento de Alex Saab eran ilegales y que debía ser puesto en libertad inmediatamente.

El Tribunal de la Cedeao, a la vez que pedía que se pusiera fin al proceso de extradición al que se enfrenta Saab, señaló que el arresto y la detención violaban numerosas leyes internacionales, así como las de Cabo Verde. La decisión es tanto más convincente cuanto que fue dictada por la jueza Januaria Costa, ex ministra de Justicia de Cabo Verde y, cabe suponer, muy conocedora de la legislación caboverdiana.

Esa sentencia del Tribunal de la Cedeao, que se reafirmó el 24 de junio, es una terrible acusación contra la conducta del Fiscal Landim y de Interpol. Una revisión de los registros del Tribunal de Justicia de la Cedeao, deja una clara impresión de que los propios procedimientos internos de Interpol no se siguieron adecuadamente cuando se tomó la decisión de emitir la notificación roja.

También hay que preguntarse sobre la interacción entre el Departamento de Justicia y el Jefe de Asuntos Jurídicos de Interpol, que está en comisión de servicio en Interpol desde el Departamento de Justicia, y por qué aparentemente se hizo todo lo posible para facilitar las necesidades del Departamento de Justicia, pero no se hizo nada para proteger los intereses de Alex Saab y Venezuela.

El Sr. Femi Falana, SAN, que es uno de los principales abogados africanos especializados en derechos humanos, y el principal abogado de Alex Saab en la Cedeao, comentó: “Interpol cuenta con algunos de los mejores profesionales de la aplicación de la ley del mundo. No puedo aceptar que a nadie en Lyon se le ocurriera preguntarse, cuando se recibió de Washington una solicitud de publicación de una notificación roja contra un funcionario venezolano de muy alto nivel, si la solicitud podría tener una motivación política”.

Continuó diciendo que “sienta un peligroso precedente, ya que parece que la notificación se utilizó efectivamente para promover una agenda política. También está claro que el Departamento de Asuntos Jurídicos de Interpol no intentó ponerse en contacto con la OCN de Caracas para comprobar si había alguna razón por la que no debía publicarse una notificación roja contra Alex Saab. Si Interpol lo hubiera hecho, habría sido informada del estatus de embajador de Alex Saab y no se habría podido publicar ninguna notificación roja”.

Falana, reconocido mundialmente como uno de los principales impulsores del establecimiento del mandato de derechos humanos del Tribunal de la Cedeao, añadió que “según las pruebas presentadas por el propio Cabo Verde ante el Tribunal de la CEDEAO, Interpol estaba más empeñada en publicar la notificación roja en ‘tiempo récord’ que en seguir los procedimientos internos”.

“Estos procedimientos prohíben expresamente la emisión de cualquier tipo de notificación de Interpol contra un diplomático e impiden que Interpol se involucre en un asunto de motivación política. Interpol debe autorizar una investigación independiente sobre el papel que desempeñó en el arresto y la detención de Alex Saab entre el 12 y el 29 de junio de 2020″, enfatizó.

 

spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos