lunes, octubre 18, 2021

Cabo Verde ofrece 100 millones de dólares por la extradición de Alex Saab

Artículos de Ínteres

Dicen que el tiempo lo es todo, especialmente en la comedia. La farsa que se vive en Cabo Verde desde hace más de un año en relación con el embajador venezolano secuestrado Alex Saab y la solicitud de extradición por parte de Estados Unidos, motivada políticamente, parece estar llegando a su fin.

Milagrosamente, pocos días antes de que el Tribunal Constitucional de Cabo Verde se pronuncie sobre el recurso de Alex Saab contra la decisión de un tribunal inferior de extraditarlo a Estados Unidos, este país ha anunciado «casualmente» su intención de inyectar 400 millones de dólares en la economía local mediante la construcción de un nuevo complejo de embajadas.

Teniendo en cuenta que el PIB de Cabo Verde no llega a los 2.000 millones de dólares, el embajador Daigle debe explicar cómo es posible que un proyecto que representa el 20% de ese PIB sea viable.

Cabo Verde ofrece recompensa

Según declaraciones atribuidas al embajador estadounidense Jeff Daigle, la construcción supondrá una inyección directa de 100 millones de dólares en Cabo Verde. Por lo tanto, ¿comprenden los contribuyentes estadounidenses que su dinero se está invirtiendo en el mayor centro de blanqueo de dinero de África Occidental para comprar una extradición?

No olvidemos que se trata de una extradición que el Tribunal de Justicia de la CEDEAO ha declarado ilegal y una extradición que el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha dictaminado que debe detenerse a la espera de una investigación completa por parte del comité. También se trata de una extradición cuya veracidad de la acusación subyacente ha sido cuestionada por el fiscal de Ginebra, que puso fin a una investigación de tres años concluyendo que no había pruebas para acusar a Alex Saab de blanqueo de dinero. Además, como enviado especial y embajador adjunto ante la Unión Africana legalmente nombrado, Alex Saab goza de la inmunidad y la inviolabilidad que conlleva su estatus.

A pesar de la muy publicitada ceremonia de «inauguración», cabe señalar que los 100 millones de dólares están claramente condicionados a la extradición de Saab. El propio embajador de Estados Unidos, Jeff Daigle, es citado por los medios de comunicación locales diciendo que «hay mucho trabajo por hacer antes de que la embajada sea una realidad».

Con información de: Asemana

SourceAsemana
spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos